Kiwi House es una empresa española que cuenta con dos socios, el neozelandés Paul Nicholson y la española Mirella Ruiz. El primero es un kiwi que lleva años afincado en España, colaborador del área de comercio de la embajada de Nueva Zelanda y un apasionado del rugby al que uno puede encontrarse en el campo de Las Terrazas de Alcobendas y en muchos otros de la geografía española.

Mirella Ruiz es una experta en márketing y comunicación que llegó al mundo del rugby hace unos años después de llevar grandes cuentas en su agencia. Descubrió  “un mundo fascinante que te seduce inmediatamente y que además cuenta con muchísimas posibilidades para trabajar y darle visibilidad. El All Blacks Clinic es una de ellas”. Después de la visita de los All Blacks a España en 2017 para recoger el premio Princesa de Asturias para el Deporte,   la delegación kiwi celebró una cena de despedida en Madrid con la embajada en la que agradeció  el excepcional trato que había recibido por parte de los españoles. Entonces Nicholson y Ruiz decidieron proponer la celebración del clínic en España, aprovechando el viento a favor tras la visita a Asturias.

Después de muchos meses de trabajo, se recibió el visto bueno de la New Zealand Rugby, la institución que dirige y blinda el día a día de los All Blacks. Un portaviones que aterrizó en nuestro país escoltado por sus dos poderosos patrocinadores, Adidas y AIG.

El All Blacks Clinic se ha celebrado hasta la fecha en dos ciudades españolas: Madrid y Granada